cabecera

¡Gracias Señor por este día del amor fraterno!

El Jueves Santo Jesús nos enseña como amar auténticamente con toda el alma y con todo el corazón. Jesús, en la última cena, se acercó a cada uno de sus discípulos y les lavó los pies, en un gesto de servicio y amor que sus discípulos no olvidarían jamás.

Jesús nos enseña que el cristiano debe AMAR y SERVIR al prójimo, como Él lo hizo con cada uno de nosotros.